febrero 23, 2024

Cd. de México (agencias).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el grupo de élite antinarcóticos que trabajó junto a la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) en la captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán desde hace un año se disolvió porque tenía criminales infiltrados.

En la conferencia matutina del jueves en Palacio Nacional, explicó que se demostró que este grupo de élite antinarcóticos estaba infiltrado por criminales, donde, incluso, uno de sus jefes ya está siendo juzgado en los Estados Unidos.

El mandatario enfatizó que hay una relación buena y respetuosa con el Gobierno de Estados Unidos, pues ya no es el tiempo de los operativos como “Rápido y Furioso”, por lo que este tipo de acciones conjuntas ya no se llevan a cabo en México.

—La medida fue notificada a la DEA en 2021

López Obrador manifestó que esta medida fue notificada a la DEA en abril de 2021, aunque continúan las acciones bilaterales de seguridad respetando a la soberanía nacional.

“Antes entraban y salían por el País, ellos mandaban, hacían lo que querían, incluso fabricaban delitos, entonces ya saben que se puso orden y se tiene una relación de cooperación con respeto a nuestra soberanía”, mencionó López Obrador.

Apuntó que el esquema ideal entre México y Estados Unidos sería que se comparta información para actuar de manera conjunta en operativos y acciones que convengan a la seguridad de ambas naciones.

Recalcó que su gobierno sigue con las labores para garantizar la paz y la seguridad en territorio mexicano, sin violar los derechos humanos y sin la intervención de gobiernos extranjeros.

“No a que operen grupos extranjeros en funciones que solo corresponden a las autoridades mexicanas, no a la violación de derechos humanos, no a masacres, no a la tortura, todo eso está claro y se cumple diariamente”, explicó el mandatario.

—¿Qué grupo de élite antinarcóticos fue desintegrado por México?

El grupo era una de las unidades de investigaciones especiales (SIU, por sus siglas en inglés) que operan en unos 15 países y que los funcionarios estadounidenses consideran invaluables para desmantelar poderosas redes de contrabando y atrapar a innumerables capos de la droga en todo el mundo.

Las SIU son entrenadas por la DEA, pero están bajo el control de los gobiernos nacionales.

Con información de UnoTv | Foto: Getty Images