julio 17, 2024

Cd. de México (agencias).- Si el Gobierno Federal no hubiera aplicado subsidios para contener el precio de las gasolinas, su costo rondaría los 34 pesos por litro, es decir, 12 pesos más que su precio actual, aseguró Rodrigo Mariscal, economista en jefe y titular de la Unidad de Planeación Económica, en la Secretaría de Hacienda.

Al participar en el podcast Norte Económico, del Grupo Financiero Banorte, el funcionario detalló que el precio de la gasolina regular está alrededor de 21 a 22 pesos por litro, “si no hubiéramos hecho nada el precio estaría 12 pesos arriba; es decir, estaríamos por ahí de 34 pesos por litro”.

Mariscal recordó que el gobierno está subsidiando la gasolina, al haber eliminado el IEPS a los combustibles y aplicar un estímulo adicional para importadores y productores de gasolina.

“Creemos que esto sí está ayudando a la economía en general, pero también está ayudando a las familias de bajos ingresos”, comentó.

Mariscal explicó que las gasolinas se ocupan en el 60% del transporte de carga, lo que implica un impacto enorme en el precio de todas las materias primas, por ello, las intenciones del subsidiar el IEPS responden a que es un insumo que impacta a todos los niveles.

Se calcula que las personas que se encuentran en los deciles ingresos altos gastan 10% de sus ingresos en gasolina; mientras que las que están en el decil bajo, gastan en promedio 8% en combustibles.

Explicó que la gente de bajos ingresos está restringida en términos absolutos porque no tienen suficientes ingresos para acolchonarse contra un choque de gasolina; “por ejemplo, una familia de bajos ingresos consume en el mes alrededor de 270 pesos de gasolina y esto más o menos es el equivalente a lo que consumen en carne de cerdo.

Si dejamos que el precio de la gasolina suba lo que subió en Estados Unidos, le estamos quitando consumo de una parte importante, por ejemplo, proteína animal, a las personas de bajos ingresos, esto no pasa con los hogares de altos ingresos”, detalló.

—Hay espacio para apoyos

Rodrigo Mariscal, economista en jefe y titular de la Unidad de Planeación Económica, dijo que el Gobierno Federal cuenta con un espacio fiscal suficiente para mantener el apoyo al IEPS de la gasolina, sin poner en peligro la estabilidad de las finanzas públicas.

Expuso que Hacienda estima que al cierre del año el precio de crudo ronde de 96 a 97 dólares el barril, por lo que se tendrán ingresos excedentes y se compensará el subsidio, fenómeno que tendrá un efecto neutro en las finanzas públicas.

—Costo de 1.0% del producto

El economista en jefe de Hacienda estima que al final del año el costo por subsidiar las gasolinas será de 300 mil millones de pesos, cercano a 1.0% del PIB.

De acuerdo con los datos más recientes del Servicio de Administración Tributaria (SAT), 98 mil 883 millones de pesos ha costado contener el alza en los precios de la gasolina y diésel, en los primeros cinco meses del año.

De este monto, 79 mil 441 millones de pesos provienen de las importaciones, 8 mil 800 millones de pesos por lo declarado de Pemex y 10 mil 642 millones de pesos por el estímulo adicional.

Con información de dinero en Imagen | LHE | Foto: iStock