junio 21, 2024

  • Este incremento significativo pone de manifiesto los efectos devastadores del cambio climático en la región

Cd. de México (agencias).- El calor no da tregua a nadie y pese a que se puede decir que es un clima que se disfruta, la realidad es otra. Se ha reportado un incremento del 140% en muertes por calor en América Latina.

Y es que en un reciente informe publicado por ‘The Lancet Countdown 2024 Latinoamérica’ revela un alarmante aumento del 140% en las muertes relacionadas con el calor en América Latina entre los años 2000 y 2022.

Este incremento significativo pone de manifiesto los efectos devastadores del cambio climático en la región, afectando no solo a la salud pública, sino también al tejido económico, al empleo y al comercio.

—¿Cuál es el impacto del cambio climático en América Latina y el Caribe?

El cambio climático ha sido un factor determinante en la región de América Latina y el Caribe, con consecuencias directas en la mortalidad por calor.

El estudio de ‘The Lancet Countdown 2024 Latinoamérica’ destaca que entre 2000 y 2022, países como Ecuador, El Salvador, Honduras y Guatemala experimentaron los mayores incrementos en muertes por calor, con aumentos de 339%, 230%, 204% y 202% respectivamente.

Estos datos evidencian la gravedad de la situación y la necesidad urgente de tomar medidas para mitigar los efectos del cambio climático.

En contraste, países como México, Argentina y Uruguay registraron aumentos menores en comparación con sus vecinos, con incrementos de 67%, 59% y 27% respectivamente.

Sin embargo, estos porcentajes, aunque más bajos, no dejan de ser preocupantes y reflejan que el impacto del cambio climático es una realidad que afecta a toda la región en mayor o menor medida.

—Condiciones climáticas cada vez más fuertes

La exposición a condiciones climáticas extremas ha incrementado en la región, con temperaturas promedio que en 2022 fueron 0.38°C superiores al periodo entre 1986 y 2005.

Este aumento en la temperatura promedio contribuye directamente a las olas de calor más intensas y frecuentes, que son particularmente peligrosas para las poblaciones vulnerables, como los ancianos, niños y personas con enfermedades crónicas.

De acuerdo con el reporte, el incremento en las muertes por calor refleja no solo la subida de las temperaturas, sino también la falta de infraestructura y recursos adecuados para enfrentar este desafío.

La región debe adaptarse a estas nuevas condiciones climáticas, lo que implica mejorar los sistemas de alerta temprana, fortalecer los servicios de salud y promover políticas públicas que fomenten la resiliencia al cambio climático.

—¿Cómo se puede contrarrestar el aumento de temperatura?

Ante este panorama, es imperativo que los gobiernos de América Latina y el Caribe adopten políticas integrales y efectivas para enfrentar el cambio climático.

Esto incluye desde la implementación de estrategias de mitigación, como la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, hasta medidas de adaptación que ayuden a las comunidades a manejar mejor los impactos del calor extremo.

La colaboración regional e internacional es clave para desarrollar soluciones sostenibles y equitativas. Organizaciones internacionales, junto con gobiernos locales, deben trabajar de la mano para crear un marco que permita no solo reducir los riesgos asociados al cambio climático, sino también mejorar la calidad de vida de las poblaciones afectadas.

Con información de Dinero en Imagen | KP | Foto: iStock