junio 15, 2024

Hermosillo, Sonora.- A través de la edificación de instalaciones físicas con la dignidad adecuada, se respetan los derechos humanos de las familias y personas privadas de su libertad, con las que podrán reinsertarse a la sociedad, aseveró el gobernador Alfonso Durazo Montaño al inaugurar el área de visitas para niños y niñas del Centro de Reinserción Social Hermosillo 1.

El mandatario estatal explicó que se intervino un área de 4 mil 530 metros cuadrados y se destinó una inversión de 12 millones 650 mil 880 pesos, con lo cual se mejora la condición de las personas privadas de su libertad, sus familias y en especial de niñas y niños.

“Queremos un sistema penitenciario más humano, y esto solo se puede conseguir si las instalaciones físicas tienen la dignidad adecuada, queremos que al concluir la pena se reinserten en la sociedad de la manera más útil posible para ustedes mismos, para sus familias, para la propia sociedad”, indicó.

El gobernador Durazo Montaño añadió que los penales en Sonora deben de cumplir una función de reinserción social, para quien haya cometido una falta la pague con la privación de la libertad en condiciones de dignidad, para que al concluir su sentencia se reincorpore a la sociedad.

El titular del Ejecutivo Estatal mencionó que se seguirá impulsando este tipo de mejoras en todos los penales en la entidad, para que las y los internos puedan cumplir su pena en mejores condiciones, y cuenten con un área de esparcimiento junto a sus familias.