julio 24, 2024

Cd. de México (agencias).- En los siguientes cinco años todos vamos a comprar bienes que no existen en la realidad física, “sino únicamente en la virtual”, dijo Sebastián Tonda, emprendedor, inversionista y socio en LIP Ventures.

“Se comenzarán a consumir bienes que no existen, que son virtuales, incluso, ya hay una pieza de arte que se vendió en 91 millones de dólares y que no existe”.

Durante su participación en Foro Excélsior, destacó que actualmente hay aplicaciones con las que se pueden comprar tenis de marcas de lujo que no existen por más de dos mil o tres mil dólares, sin embargo, cuando se apunta el teléfono a los pies, los consumidores pueden ver cómo se les ven puestos.

Dijo que incluso hay tecnología que permite modificar la ropa a través de cualquier pantalla, lo que significa que una persona podría estar vestida de manera casual pero a través del teléfono elegir un filtro para definir cómo se quiere ver.

“Las marcas de ropa pronto nos empezarán a vender ropa que podamos usar a través de la pantalla en cualquier interacción”.

Explicó que este tipo de consumo tomará sentido en los siguientes años ya que Meta, por ejemplo, invierte más de 10 billones de dólares en mejorar su tecnología de Realidad Aumentada, para traer una capa digital a la realidad física.

“Esto significa que con unos lentes todos me podrían ver con traje aunque yo trajera camiseta. Son activos inexistentes físicamente pero vivos en lo virtual”.

Con información de Dinero en Imagen | KP/AH | Foto: iStock