mayo 18, 2024

Cd. de México (agencias).- La reducción de la jornada laboral a 40 horas es un tema que ha generado una gran discusión en la actualidad. Muchos se preguntan si podrían subir los precios en México por esta medida. Aquí te compartimos la opinión de los empresarios.

—¿Los precios podrían subir por reducción de la jornada laboral en México?

En la Cámara de Diputados de México, las mesas de diálogo que analizaron la propuesta de reducir la jornada laboral de 48 a 40 horas semanales para el sector privado finalizaron el 23 de noviembre.

Ahora, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) se encargará de presentar un documento con los resúmenes de estos foros del Parlamento Abierto. Sin embargo, los empresarios advierten que esta medida podría conducir a un aumento en los precios.

Eduardo Martínez, presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCE), manifestó la oposición del sector empresarial en Quintana Roo a la reducción de 48 a 40 horas de la jornada laboral en México.

—¿Por qué la reducción de la jornada laboral traería aumento de precios?

Según Martínez, las pequeñas empresas serían las más afectadas por esta medida, y anticipa un potencial incremento de precios debido a los ajustes operativos necesarios en las compañías.

El presidente de la CCE destacó que las empresas aún se están adaptando al aumento de vacaciones de 6 a 12 días, una reforma aprobada en 2022. Ahora, enfrentan el desafío adicional de la posible reducción de la jornada laboral.

Martínez señaló que esta propuesta, actualmente en deliberación en la Cámara de Diputados, tendría un impacto considerable especialmente en las empresas con menos empleados.

«En 2023, los trabajadores ya recibieron más días de vacaciones. Reducir un día más a la semana laboral complicaría las cosas. Se requerirá trabajar horas extras, lo que implica mayores costos», precisó el representante empresarial de Quintana Roo.

Rafael Ortega Ramírez, vocero de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur), expresó su preocupación respecto a la posible reducción de la jornada laboral en el sector privado de México, de 48 a 40 horas semanales.

Aunque reconoce la importancia de los derechos laborales y la necesidad de implementar medidas que protejan a los trabajadores, Ortega Ramírez advierte sobre las posibles repercusiones negativas que esta medida podría tener en el sector.

Ortega Ramírez subrayó que, aunque la organización no se opone a mejorar las condiciones laborales, es crucial ser conscientes de las consecuencias económicas.

Según él, cualquier aumento en los costos laborales inevitablemente se reflejará en los precios finales de los productos y servicios, impactando directamente al consumidor.

“Siempre es bueno que los trabajadores tengan estas oportunidades laborales, con mayores prestaciones, pero hay que ser conscientes de que los precios de venta salen del costo de los productos, y el incremento del tema laboral traerá un alza en los precios finales, afectando al consumidor final”, finalizó Ramírez.

Con información de Dinero en Imagen | JM | Fotos: iStock